Vídeo: Cabeza de lobo gigante con más de 30.000 años fue encontrada intacta.

0

Su hallazgo fue producto del cambio climático, ya que en la zona hubo derretimiento, lo que permitiría encontrar más restos.

El estado de la muestra permitirá saber más de este depredador que convivió con el mamut lanudo.

Algunos siempre recuerdan la película “La era del Hielo” por su historia y personajes animados. Y ahora dicha cinta, en parte, volvió a la realidad puesto que encontraron en Siberia la primera cabeza intacta de un lobo adulto que tiene data de 30.000 años, por lo que está relacionada al Pleistoceno.

Investigadores de Suecia, Japón y Rusia analizaron una cabeza que tiene 40 cm de largo. Y ahora es exhibida en el Museo Nacional de Ciencia e Innovación de Tokio para un público que está sorprendido por el tamaño y calidad de conservación.

El estado de la muestra, según consignó BBC, permitirá saber más de este depredador que convivió con el mamut lanudo. Su hallazgo fue producto del cambio climático, ya que en la zona hubo derretimiento lo que, a largo plazo, permitiría encontrar más restos.

El primer descubrimiento, fue en 2011, en la región de Yakutia, cuando encontraron a Yuka, un mamut bebé lanudo que tenía 28.000 años. Mientras que la cabeza del lobo fue encontrada en la misma zona, más precisamente en el río Tirekhtyakh, gracias a rastreadores de colmillos de mamut.

Aquello se debió a que China prohibió la venta de estatuillas y otros productos de marfil de colmillos de elefantes. Lo que provocó que varios rastreadores continuaran de manera ilegal con esta práctica.

Antigüedad de los restos

El  investigador en paleogenética evolutiva, David Stanton,  quien es parte del staff del Museo de Historia Natural de Ciencias de Suecia, fue uno de los analistas que detectó la data de la cabeza encontrada.

Su hallazgo fue producto del cambio climático, ya que en la zona hubo derretimiento, lo que permitiría encontrar más restos.

“Hicimos datación por radiocarbono de un trozo de tejido con una compañía estadounidense llamada Beta Analytic”, señaló Stanton a BBC Mundo.

Los investigadores trabajaron en base a equipos paralelos para posteriormente contrastar la información y así llegar a la conclusión que tiene aproximadamente 30.000 años de edad.

“La antigüedad que determinamos fue de entre 32.560 años y 31.480 años (con un 95% de certeza). Otro equipo independiente llegó al valor de 32.705 a 31.690 años. Así que podemos decir con confianza que el espécimen tiene una antigüedad de 32.000 años, con un margen de error no mayor de 500 años”.

Finalmente, Stanton, concluyó que el hallazgo de la cabeza es crucial para avanzar de mejor forma en cuanto a lo que ocurrió en aquella época con las diversas especies que habitaban la tierra.

“Es muy poco común encontrar especímenes con este nivel de preservación, por lo que esta cabeza es muy valiosa. Creemos que se trata de un espécimen de un ‘lobo de las estepas del Pleistoceno’, un linaje de lobos que se extinguió probablemente hace entre 20.000 y 30.000 años”.


Deja tu comentario

Comments are closed.