Una joven se animó a viajar sola por Latinoamérica en un pequeño scooter

0

“¿Y si sales de tu zona de confort a recorrer el mapa en moto? ¡Yo lo hice y no me arrepiento, decidí vivir viajando! ¡Tú también puedes!” Así se presenta Jennifer Luna en su facebook: Moon Biker Colombiana que se animó  a viajar sola por Latinoamérica en una pequeño scooter. Ya lleva recorridos 43.000 kms y 7 países en 20 meses de viaje.

Me podrías contar un poco de vos? ¿De dónde sos? ¿Cuántos años tenés? ¿A qué te dedicabas antes de empezar a viajar?

Me llamo Jennifer Luna, tengo 28 años y soy gestora social de la Universidad de Los Andes de Colombia. Trabajaba en el área de selección de personal en un banco, y tenía una vida normal. Vivía con mi abuelita, mi mamá y hermana y un perro llamado Lucas.

todas las páginas.
  • ¿Cómo surgió la idea de irte en moto por Latinoamérica?

La idea de salir de Colombia inició en el 2012 cuando fui a una charla de la universidad de Palermo allá en Bogotá, me encantó la idea de poder ir a estudiar a Buenos Aires lo que a mí me apasionaba. Así empecé con esa idea con mi novio que tenía de la universidad y que me dijo que él saldría conmigo para él poder estudiar diseño gráfico. 

Estuve averiguando pasajes de avión y salía muy caro, siempre le ponía una excusa al viaje, lo iba postergando. Mientras seguía estudiando cursos cortos de administración de recursos humanos, de gestión. Eso me dio para entrar a trabajar en el banco.

En el 2014 falleció mi abuelita y pasé por un proceso muy duro de aceptación y resignación y dentro de ese proceso fue la motivación para poder hacer el viaje.

Para el 2015 se me detectó un tumor en el seno derecho, tuve que hacerme los pertinentes chequeos médicos, todo fue de emergencia porque había alertas de tumor cancerígeno. Después de unos exámenes, una biopsa y una espera larga se detectó que no contenía células cancerígenas. Como dicen en Argentina, zafé…

En el banco me ascendieron, ganaba más dinero pero no era lo mío. Decidí irme. Le transmití a mi novio la decisión que estaba muy triste por lo de mi abuela, el tumor, y el trabajo y que una amiga me había dicho que se podían pasar las fronteras terrestres en moto solamente teniendo la tarjeta de propiedad.

Solo me faltaban pagar unas cuotas y la moto era ya totalmente mía. Le dije que si quería venir conmigo, si me encontraba en el camino o si nos veíamos en Buenos Aires y me dijo que fuera sola y que terminábamos la relación. Fueron mas o menos 7 años de relación. Así fue que un 18 de marzo del 2016 salí de casa.

El camino me fue cambiando la idea respecto al destino final que era Buenos Aires porque me hablaron de Ushuaia que era el destino paradisíaco de los motociclistas y viajeros: por ser el destino austral, por tener las rutas más complicadas para llegar. Así que el 18 de marzo del 2017, exactamente un año después, terminé llegando a Ushuaia y meses después a Buenos Aires.

También te puede interesar leer  La historia de Villa Epecúen, la ciudad abandonada
  • ¿Cuándo y cómo conociste a tu scooter? ¿Qué me podés contar sobre Paloma? ¿Cómo es viajar con ella? (Ventajas y desventajas?)

Conocí a Paloma en el 2013 cuando tuve un accidente en el medio de transporte masivo de Bogotá que se llama TransMilenio, me caí entrando al bus y la gente me pasaba por encima y viendo que era un caos total preferí gastar mis ahorros y pedir un crédito para comprar la moto. Fui a varias concesionarias y la que me gusto fue ella, una scooter Honda Elite de 125 c.c.

Viajar con ella es una aventura, es una hazaña. Tiene solo 125 cc y capacidad para 5 litros, lo que me da una autonomía de tan solo 120 / 140 kms por tanque lleno así que cada dos horas paro a ponerle gasolina y es un ritual además porque tengo que bajar las maletas, sacar el asiento, poner gasolina, volver a subir maletas y reacomodar el equipaje.

Es muy cómoda, no le modifiqué absolutamente nada, solo tiene cambiado los espejos porque tienen su ciclo de vida. El resto está original.

  • ¿Tenías conocimientos previos sobre mecánica?

De mecánica no sabía mucho cuando salí pero tenía alguna idea, y en el camino he aprendido más porque he conocido gente que ama las scooter y me han enseñado mucho  sobre el estilo de esta moto porque no es una moto normal definitivamente.

Qué fue lo mejor que te pasó en el viaje? ¿Y lo peor?

Lo mejor fue la llegada a Buenos Aires, fue muy mágica. Pero ya no me quise quedar, el recorrido me hizo especializar en gastronomía, en sociología, en danza, en un montón de áreas que una profesión sola no te va a dar.

Y hacerlo sobre unas ruedas pequeñas es una hazaña, no voy a una velocidad que me da un desplazamiento rápido y efectivo. Prefiero hacer recorridos cortos y decir conozco el mapa en su totalidad y no decir solamente pase por acá.

Lo peor pudo haber sido una caída de la moto pero incluso de eso también aprendí. Cuando llegué para Cusco, tenía que acelerar el paso y un bus me encerró en una curva y me hizo caer. Se me rompieron las maletas, gracias a dios a mí no me pasó nada y Paloma se dañó un poco los plásticos.

A la larga fue una maravillosa experiencia porque fue orar y pedir a Dios con toda la fe del mundo que la moto prendiera porque sino prendía me quedaba tirada en una montaña de 4900 mts sobre el nivel de mar.

  • ¿Cómo financiás esta aventura? 
  • Vendo cosas que me traje de Colombia para solventar el viaje: llaveros, calcos, parches, caramelos, pulseras con frases viajeras. Soy comerciante desde chica he estado con la gente y en el área de ventas, fusioné las dos profesiones de comerciante y gestión humana. También cocino arepas, empanadas y brigadeiros que aprendí a hacer viajando (una receta típica brasileña)
  • ¿Qué aspectos de alguna sociedad en concreto te llamó especialmente la atención? 
También te puede interesar leer  Apuñaló al novio en plena boda porque no le dieron más cerveza

En Chile pude ver una clara ideología con respecto a lo que es tomar alcohol, el hecho que beben todos los días y a cualquier hora. Con respecto a cultura y diversidad, en Bolivia y Perú me llamó la atención que conservan muchísimo sus orígenes y sus vestimentas tradicionales. Son muy tímidos, alejados de los turistas.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de esta forma de vida? 

Poder darme cuenta del material en que estoy hecha. No hubiese podido comprobar esto estando en mi casa en Bogotá. Soy una Luna totalmente agajulluda, con suficientes ovarios como para hacer recorridos muy duros, de rutas desérticas, de rutas de montañas, de rutas que te prueban para ver cómo vas a reaccionar ante los contratiempos, y ante los problemas que se te presentan.

  • ¿Cuál es el gran objetivo del viaje?

No tengo un gran objetivo porque el mío era muy personal y era llegar a Buenos Aires pero durante el viaje lo cambié y fue llegar primer a Ushuaia cambiando el recorrido pero podría ser el de mostrar que las mujeres podemos salir solas, vivir y crecer sin la necesidad de tener a alguien al lado y de hacerlo en un medio de transporte como es la moto.

Romper el esquema que se necesita ir de a 2 o de 5, con mucho dinero y con motos grandes.

  • ¿Cuál sería el consejo que darías a una persona que está indecisa en salir de viaje?

Si puede tener algo que lo convierta en excusa para huir.

Se toma comercialmente como una huida. Pero si puede convertir cualquier cosa en una excusa para hacerlo que no lo desaproveche y que todo lo que quiere está del otro lado del miedo. A la larga dando ese primer paso no van a surgir miedos y temores, todo va a ser tan mágico y lindo que va a entrar en el arrepentimiento de decir por que no lo hice antes.


  • ¿Por dónde andas ahora y cómo continúa el viaje?

Con Paloma estamos en Dolores, Uruguay, y la intención es conocer todo el país. Y luego volver a Argentina para hacer el litoral argentino. Como objetivo ya me planteé una vuelta al mundo completa y ya estoy moviendo ideas en la cabeza. No tengo hoja de ruta armada pero tengo las ideas.

Muchas gracias Jennifer por la entrevista! Pueden seguir su aventura en sus redes sociales: https://www.instagram.com/lurodandoelmapa/

También te puede interesar …

Facebook Comments

Share.

About Author