Tatuajes en la espalda para hombres y mujeres

0

Si estás buscando tatuajes en la espalda, estás en el lugar indicado. Nos hemos hecho con una completa lista de tattoos para la espalda para que te sirvan de inspiración. Además, hacia el final tienes información sobre este tipo de tatuajes. ¡Vamos a verlos!

Tatuajes en la espalda para mujeres

Los tatuajes en la espalda que más se hacen las mujeres varían desde pequeños símbolos en la parte posterior del hombro hasta piezas geométricas y florales que ocupan toda la espalda.

Tatuajes en la espalda para hombres

Los hombres suelen ser partidarios de piezas complejas que ocupen la parte superior de la espalda y los hombros, y que se extiendan incluso hasta el final de la espalda.

Tatuajes en la espalda pequeños

Los tatuajes en la espalda que son pequeños son muy populares como primer tatuaje, porque uno no se los ve con frecuencia y no son especialmente dolorosos.

Tatuajes de enredaderas en la espalda

Las enredaderas son uno de los motivos más frecuentes para hacerse en la espalda, e incluso bajando por el costado o recorriendo todo el brazo desde la muñeca.

Tatuajes de alas en la espalda

Cuándo hacerse un tatuaje en la espalda

Si estás pensando en si deberías hacerte o no hacerte un tatuaje en la espalda, quizá sea útil informarse un poco antes de tomar la gran decisión, especialmente si se trata del primer tatuaje que vas a hacerte.

Lo primero que deberías saber es que un tattoo en la espalda, en general, no debería dolerdemasiado. Las únicas zonas problemáticas son aquellas cercanas a la columna vertebral, alrededor de las vértebras, aunque no sobre el hueso mismo.

Ahí es donde podrías encontrar la mayor sensación de incomodidad, que sin duda será creciente conforme pasen las horas y el artista tatuador siga trabajando sobre tu tatuaje en la espalda.

En cualquier caso, no puedo hablar del dolor si recalcar que la experiencia del dolor depende de muchos factores y acaba por ser totalmente subjetiva, así que puedes tener mala suerte y ser de los pocos que sí que sufren dolor en un tatuaje para la espalda. No obstante, no es lo más común.

Por otro lado, un tattoo para la espalda es una buena opción si consideras una pieza grande que no sea visible con la ropa que vistes a diario, porque la espalda es una zona del cuerpo que suele ir cubierta salvo en casos muy concretos en el que se llevan puestas ciertas prendas.

Por ejemplo, bañadores y bikinis, vestidos con un corte abierto por la espalda, o camisetas que tengan un cuello amplio y dejen ver una parte pequeña del tatuaje a los más curiosos y detallistas observadores.

Ventajas de un tatuaje en la espalda

Algunas de las ventajas más evidentes ya te las he esbozado en el apartado anterior, pero no son las únicas. Otra de las ventajas más obvias que tiene es que se trata de un espacio del cuerpo bastante amplio donde puede caber fácilmente un diseño elaborado.

De hecho, los tatuajes en la espalda que además son grandes y trabajados son característicos de un tercer o cuarto tatuaje, es decir, de gente que ya se ha tatuado antes. ¿Por qué? Porque para los primeros tatuajes lo más común es escoger diseños no muy complejos.

Y la espalda se presta precisamente a albergar diseños que sí que sean complejos. Además, estos son definitorios por excelencia de la persona que los lleva. Si además te mueves en un entorno muy formal, la importancia de este tipo de tattoo se multiplica.

Cuando uno tiene un tatuaje en la zona de la espalda y va a la playa o a la piscina, puede llegar a cambiar totalmente la impresión de aquellos que lo desconocen y lo ven. Además, un tatuaje en la parte alta de la espalda suele simbolizar fuerza y soporte, por eso muchas personas se tatúan en la espalda a sus tótems o imágenes más importantes.

Se trata de imágenes que uno sabe que están ahí, pero que no ve con frecuencia diaria, así que no se vuelven molestos ni provocan desilusión pasados unos años. Este es un riesgo importante de los tatuajes en zonas más visibles para uno mismo, y para los demás.

Problemas de un tatuaje en la espalda

Pero no todo es fantástico en el caso de los tatuajes en la espalda. Precisamente una de sus ventajas puede ser para ciertas personas un inconveniente: el hecho de que se oculte tan fácilmente, que puede hacer que prácticamente te olvides de que lo llevas.

Al final, eso depende de cada uno. Pero un problema que sí conviene mucho tener en cuenta es el caso de los tattoos en la espalda y las operaciones quirúrgicas y pruebas médicas.

Existe toda una leyenda negra alrededor de los tatuajes que los demoniza a la hora de sufrir problemas de salud. Esta leyenda tiene parte de verdad, porque hace muchos años la tinta de los tatuajes tenía componentes metálicos y podía interferir con los resultados de algunas pruebas médicas o provocar dolor.

Sin embargo, el contenido metálico en las tintas de tatuaje lleva prohibido en la mayor parte de países de Europa y América bastantes años ya. Claro que, si acabas haciéndote un tatuaje de forma tradicional en un lugar poco salubre de un país cualquiera, como aún se hacen, probablemente tengas pocas garantías en este tema.

Por eso, los tatuajes para la espalda presentan problemas sobre todo cuando se sitúan en la parte baja de la espalda, y especialmente en las mujeres. Esa localización, tan famosa en los tribales de hace unos cuantos años, es problemática a la hora de, por ejemplo, utilizar anestesia epidural.

Pero esto es verdad solamente a medias. Es cierto que la aguja de la anestesia no debe atravesar el tatuaje, pero salvo que tu tatuaje por la zona de la espalda sea un bloque entero negro en la zona de los riñones, no debería ser muy difícil colocar esa anestesia.

El último apunte necesario aquí a la hora de analizar la leyenda negra de los tatuajes tiene que ver con las operaciones quirúrgicas. Piensa que si tienes un tatuaje en la espalda y algún día tienen que intervenirte en esa zona, o en cualquiera donde tengas un tatuaje, te quedará cicatriz.

Es decir, el diseño del tatuaje quedará probablemente modificado en el mejor de los casos, y arruinado en otros. Por eso es algo que debes pensar muy bien.

Curiosidades sobre los tatuajes en la espalda

Después de haber valorado los pros y los contras de hacerse un tatuaje en esta zona del cuerpo, podría ser interesante saber ciertas cosas curiosas sobre los tatuajes en la espalda.

En primer lugar, si eres una persona que no conoce demasiado la cultura del tatuaje podría sorprenderte saber que la espalda es la zona preferida de la yakuza para tatuarse totalmente, como símbolo de resistencia al sufrimiento y prestigio.

De hecho, el estilo tradicional japonés se mezcla mucho con esta tendencia y, aunque el tatuarse ya no es exclusivo de la yakuza en ese país, cada vez más lo frecuente entre los tatuadores japoneses es realizar diseños en toda la espalda.

La espalda es también un lugar importante para ciertos tatuajes tribales típicos de algunas culturas de Asia occidental y el Pacífico. Como te he dicho más arriba, suelen ser lugares donde uno se tatúa las cosas más espirituales, para que le guarden las espaldas.

Alternativas a un tatuaje en la espalda

Ahora que ya sabes un poco más sobre los tattoos en la espalda, quizá querrías valorar posibles alternativas en lo que a la parte del cuerpo se refiere.

Para pensar en una alternativa, primero debes tener claro el tipo de diseño que va a tener ese tatuaje. Si se trata de una pieza grande, probablemente necesites una parte del cuerpo donde haya espacio y que se pueda trabajar con comodidad.

Por esto, el costado y los muslos son partes del cuerpo donde puedes pensar hacerte ese tatuaje pensado originalmente para la espalda. Ahora bien, debes saber que el dolor de un tatuaje en el costado suele ser generalmente mayor que el de la espalda.

Si por el contrario tu diseño es relativamente discreto y pensabas, por ejemplo, colocarlo en el omóplato, quizá podría ser interesante pensar en el tobillo o el antebrazo. Claro que tu decisión dependerá de si además no quieres que se vea con frecuencia.

En fin, tienes numerosas opciones cuando se trata de hacerte un tatuaje en el lomo, y más aún si quieres buscar alternativas. Recuerda, como siempre, que al final lo único que importa es que a ti te guste, si quieres hacerlo.

Como ves, puedes escoger entre multitud de tatuajes para la espalda con los más variados diseños. Y es que la espalda es una superficie lo suficientemente grande como para poder elegir diseños realmente espectaculares.


Deja tu comentario

Comments are closed.