“Síndrome de burnout”, el agotamiento físico y emocional que sufren casi la mitad de los argentinos

0

El síndrome de burnout fue catalogado por la OMS como “un síndrome resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito”.


El síndrome de burnout fue reconocido en el mes de mayo por primera vez como un trastorno mental en la última versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) quien lo describe como “un síndrome resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito”.

El Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, la institución que mide el índice de bienestar emocional y estrés en trabajadores argentinos, identificó que el 41% de las personas presenta signos ligados al síndrome de burnout o agotamiento laboral. A su vez, que las mujeres son más propensas a tenerlo.

El burnout se caracteriza por tres dimensiones:

1) Sentimientos de falta de energía o agotamiento
2) Aumento de la distancia mental con respecto al trabajo, o sentimientos negativos o cínicos con respecto al trabajo
3) Eficacia profesional reducida

Los hallazgos revelados por la investigación develan que el 41% de los trabajadores siente que “siempre o casi siempre” le resulta difícil relajarse después del trabajo, mientras que el 32% muestra signos claros de desmotivación. Las consecuencias pueden ser diversas.

No solo una baja en los niveles de productividad y desempeño, sino que, sobre todo, las personas pueden sentirse menos involucradas y más distanciadas del trabajo.

Los resultados más importantes del estudio reflejan que:

-El 20% se siente cada vez menos involucrado con su trabajo, el 21,4% duda que su desempeño contribuya en algo interesante y el 20,2% considera que ha perdido interés.

-Las mujeres son más propensas a experimentar el burnout (13% vs. 7% en hombres). El estudio explica esta variable por la dificultad de las mujeres de recuperarse emocionalmente luego del trabajo ya que, en general, continúan ejerciendo tareas laborales fuera de horario.

-Con respecto a la comparación según generaciones, se observó que el alto nivel de agotamiento aumentó del 2018 al 2019 entre los millennials y los jóvenes de la Generación X.

-Los mayores niveles de burnout se encuentran en individuos de bajo nivel educativo y bajos ingresos. Casi el 10% de estos trabajadores presentan valores altos tanto para cinismo como para agotamiento.

-Los gerentes generales fueron el puesto con mayor nivel de agotamiento. El 33% obtuvo valores altos, mientras que los menos agotados son los “gerentes de área” con solo el 11%.

-Los niveles más altos de cinismo se observan en los “empleados y operarios” y los más bajos en los “gerentes de área”.

El burnout ignorado o no abordado puede tener consecuencias significativas, que incluyen: el estrés excesivo, la fatiga, el insomnio, la tristeza, ira o irritabilidad, el uso indebido de alcohol o sustancias, enfermedad del corazón, alta presión sanguínea y vulnerabilidad a las enfermedades en general.

FuenteInfobae

Deja tu comentario

Comments are closed.