Las interesantes enseñanzas que nos deja la película “El Náufrago”

0

El Náufrago protagonizada por Tom Hanks es una superproducción que no trata sólo del drama de un señor que se ve abocado a estar confinado en una isla desierta a consecuencia de un accidente de avión.

La película "El Náufrago" nos enseña superación personal y fuerza
La película “El Náufrago” nos enseña superación personal y fuerza

Verdaderamente esta película va de la superación del ser humano, de la fuerza, de la fe, de saber utilizar la inteligencia para alcanzar una meta, por imposible que esta pueda parecer. Y es que los grandes éxitos conllevan grandes sacrificios y grandes pérdidas.

Me gustaría compartir contigo doce conclusiones que puedes extraer de esta película y aplicarlos a tu día a día, diez tips para alcanzar tus metas tanto personales como profesionales.

1. La importancia de los amigos. 

El Náufrago junto a su amigo la pelota Wilson
El Náufrago junto a su amigo la pelota Wilson

El ser humano es un animal social y necesitamos compartir, conversar, discutir, reir e incluso llorar con los demás. Willson, la pelota de voleibol, se convierte en el confidente de Chuck Noland (Tom Hanks), alguien que permite al Náufrago compartir sus planes de futuro y le supone el apoyo moral más importante en su estancia en la isla. Todos necesitamos tener un espejo dónde mirarnos para superar los momentos de flaqueza. Yo lo veo como una metáfora de su propia conciencia, ¿cuántas veces en soledad no has hablado contigo mismo en voz alta?

2. Sin el amor irracional a los seres queridos no se pueden alcanzar las metas más altas. 

En la película, la esposa de Chuck es el motor vital que le lleva a superar las fatalidades que cada día le surgían, tan es así que el protagonista, para tenerlo presente, se lo recuerda a sí mismo con retratos y pinturas en las paredes de la cueva dónde se refugiaba. Piensa tu en tus logros y verás como también encuentras a tus seres amados como piedra angular.

3. La necesidad por la supervivencia te agudiza los sentidos, las destrezas y aumenta el umbral se sufrimiento.

La inteligencia juega un papel importante ante las adversidades, cuando rendirse no es una opción y no cuentas con más alternativas, el ser humano puede realizar hazañas inmensas. El protagonista consigue arrancarse una muela picada con una roca a «pelo», casi nada.

4. Priorizar los esfuerzos en función de las necesidades para economizar recursos escasos.

La gestión del agua potable y calcular los metros de cuerda que necesitaba para construir la balsa en función del tiempo que disponía para aprovechar el mes más propicio para navegar, fue lo que le sacó de allí. Planificar en todos los aspectos de tu vida es fundamental, saber con qué recursos cuentas de partida puede hacerte conseguir más certeramente tus objetivos. No ya porque de esa forma sea el camino para alcanzarlos, sino porque contar con un plan y ponerle fecha te compromete en tiempo y forma.

5. No podemos dejar que el tiempo pase como si no importase

El náufrago dejando un mensaje en una piedra antes de lanzarse al mar

Como si no tuviésemos ningún propósito. En este film el protagonista recita una frase que resume perfectamente lo que hablo; No nos permitamos el lujo de perder la noción del tiempo”. Eso es tu brújula, lo que te marca el norte.

6. Saber adaptarse rápidamente a los cambios del momento.

El personaje entendió rápidamente que lo primero que tenía que hacer si quería conservar su vida era encontrar agua y hacer fuego, si no lo conseguía moriría antes de sentir hambre. Adáptate a los cambios, como decía Bruce Lee “be water my friend”.

8. No abandonar las creencias ni tus hábitos cotidianos.

En los momentos duros te conecta con la realidad, te hace sentir más seguridad y normalizar las situaciones complicadas. Como nuestro amigo el náufrago mantiene la cordura más allá de las adversidades vividas por 4 años.

9. No darse por vencido

Chuck Noland revisando los paquetes que recupero del naufragio

El protagonista fracasó estrepitosamente una y otra vez con la misión de crear fuego, aprendió de sus fallos, analizo qué es lo que estaba haciendo mal y rectificó el error. Cuando Edison consiguió hacer brillar la bombilla antes erró más de mil veces, sin embargo él dijo que descubrió más de mil formas de cómo no se debía hacer una bombilla.

10. Cuando alcances el éxito valora lo que has conseguido.

Tú más que nadie sabe el esfuerzo que has invertido en ello. Hay una escena potentísima en El Náufrago, cuando tras cinco años consigue hacer que le encuentren. Como homenaje le ofrecen un banquete rebosante de marisco -algo de lo que se alimentó todos esos años- y en un momento de reflexión se topa con un mechero. Comprueba que con un chasquido enciende una llama sin el menor esfuerzo, así tan fácil, a él le costó meses y muchas heridas sacar una chispa de un leño.

11. No te dejes llevar siempre por la lógica

Pues esta decía que era imposible sobrevivir, se daban todos los factores para morir en esa isla, pero un día el mar le trajo algo que fue la clave inspiradora de su salvación. Tuvo esperanza más allá de la lógica y obtuvo recompensa.

12. Tras cambios muy drásticos, tras experiencias muy duras, nada vuelve a ser como lo conocías

Encájalo porque sencillamente después de que ocurran tú ya no serás el mismo y por tanto tu forma de ver, analizar y sentir las cosas tampoco. Puedes ser mejor o peor, pero no igual, así que no te aferres al pasado. A Chuck Noland, el náufrago, le ocurre cuando se reencuentra con su mujer y la forma con la que asume su acogida.

Esta historia sale bien, no todas salen bien en la vida real. Piso con los pies en el suelo y soy consciente de ello, pero yo prefiero los finales felices, los personajes buenos a los malos… Seré poco realista, pero la inspiración es más fácil encontrarla en estas historias y no en las de finales tristes, y personajes agrios.

Fuente: http://saltandotrenes.com/

También te puede interesar: https://tudiario.net/cosas-que-no-sabias-del-chavo-y-sus-amigos/

Facebook Comments

Share.

About Author