Las fotos de Floppy Tesouro en Punta del Este

0

La modelo se encuentra con su hija Moorea y su ¿ex? disfrutando de unos días en familia en las playas uruguayas.


Floppy Tesouro arrancó el 2020 en Punta del Este con su hija Moorea y con la compañía de su ¿ex? marido Rodrigo Fernández Prieto, con quien luego de tres meses de separación, se habría reconciliado en los últimos días. La modelo y el empresario estuvieron paseando por las playas uruguayas con su hija de tres años, jugaron y no solo se mostraron muy cariñosos con la pequeña, sino también entre ellos y hasta se besaron.

Floppy Tesouro, en Punta del Este con su ex y su hija

Floppy Tesouro, ¿reconciliada con su ex?

Floppy y su ex pasearon de la mano

Floppy y Rodrigo disfrutaron de un día de playa con su hija Moorea de tres años

Hace unos días ella adelantó en diálogo con Gente un posible reencuentro: “Rodrio volvió a ser el hombre del que me enamoré, volvió a estar más presente y a tener pequeños detalles. Pero es todo muy reciente, necesitamos un tiempo. Si con el tiempo puede modificar algunas cosas, tal vez nos demos una oportunidad”.

La ex Gran Hermano había confirmado su separación en septiembre, en el ciclo en el que es panelista, Incorrectas: “La verdad es que lo único que quiero decir es que esto es pura y exclusivamente que la pareja no se está encontrando, que con Rodri…Prometí que no iba a llorar. Lo que quiero dejar en claro es que yo no quería obviamente que esto le esté pasando a mi familia, porque escuchaba a todo el mundo decir hoy al primer momento ya tiran la toalla. Digo no, acá no es tirar la toalla, acá es ser honestos con lo que está sucediendo”.

Luego explicó: “Nosotros tuvimos una charla súper civilizada con Rodri, ante todo fuimos siempre mejores amigos, entonces eso hace que uno tenga mucha confianza con el otro para hablar. Tuvimos una charla de casi cuatro horas donde fuimos honestos con esto que nos está pasando. No nos estamos encontrando, él es una gran persona y un gran papá, pero como pareja a veces uno elige un camino, otro elige otro”.

En ese momento se había mostrado desilusionada: “Yo soy muy Susanita, soy muy compañera, me brindo mucho, me entrego entera, y eso también a veces te hace golpear un poco contra la pared. Él es una gran persona, que sé que me ama profundamente, y que su hija y yo somos los amores de su vida, como me dijo el día que se fue de casa, pero bueno, es algo que tiene que pasar hoy. No sé qué va a pasar mañana, pero yo tengo que ser honesta con esto que me está pasando. Yo busco en mi pareja un compañero de vida”.

Parece que todo eso es parte del pasado y de a poco, las cosas comienzan a reacomodarse para la familia Fernéndez Prieto Tesouro. Ahora habrá que ver qué les depara el destino en su vuelta a Buenos Aires.

Facebook
Facebook
Twitter207k