Descubren un nuevo internet que es 100 veces más rápido que el WiFi

0

Este sistema funciona mediante parpadeos de la luz y promete solucionarnos unos cuantos problemas.

¿Cansado de que internet funcione lento o se corte? la solución está en México y la tiene el matemático Arturo Campos, quien asegura que su empresa, Sisoft, es la primera en el mundo que provee tecnología LiFi, que se vale de luz directa para la transmisión de datos, que tiene un costo menor a 200 dólares y es 100 veces más potente y segura que el WiFi.

Esta tecnología permitirá, por ejemplo, tomar internet desde una luz en el medio de la calle a una velocidad muy superior y, también, enviar conexión por láser hasta 10 kilómetros y llevar la conexión a las zonas más rurales sin necesidad de cables.

Si bien Campos no se adjudica la invención del del LiFi, da por sentado que fue el primero en llevarlo al mercado. Este descubrimiento lo hizo en la Universidad de Edimburgo el científico Harold Haas en 2011 cuando descifró que la luz de un solo LED (diodo emisor de luz) era capaz de transmitir más datos que una antena de telefonía.

Utilizando LiFi sería posible solucionar un gran problema: el del tráfico de datos, ya que se dice que en 2019 este se incrementará hasta los 24,3 exabytes por mes (24.300 millones de gigabytes), con 2.000 millones de aparatos conectados a WiFi. Con esta conexión innovadora ese espacio se ampliará y todo funcionará mejor.

Sisoft viene desarrollando prototipos desde hace seis años. Su creación consiste en un receptor equipado con una lámpara con un chip encargado de descodificar la información que hace las veces de un router. Este tendría un costo aproximado de 135 dólares y funciona, según campos, de la siguiente manera: “Desde mi teléfono, conectado a Internet, envío la información de audio a la lámpara y ésta a los altavoces”, explica mientras la música suena.

Es una especie de código morse avanzado, ya que si le instalamos un modulador, el LED es cumple con su función de dar luz y además transmite datos. Esos moduladores encienden y apagan la luz millones de veces por segundo, creando los ceros y unos binarios que cifran los datos. Todas las luces de la casa servirían como punto de conexión, una especie de router gigante donde muchos dispositivos a la vez podrían usar el servicio.


Deja tu comentario

Comments are closed.