A sus 77 años, abuelita se llena el cuerpo de tatuajes

0

Glenys Coope es una mujer de 77 años que tras la muerte de su marido ha decidido darle rienda suelta a su pasión, los tatuajes.

A su marido no le gustaban sus tatuajes en lo absoluto. Cuando se casaron, le pidió que se quitara varios y hasta pagó por las cirugías plásticas para removerlos.

Pero, desde que falleció su esposo, Glenys ha vuelto a tatuarse decenas de veces sus diseños favoritos que son los vampiros y hombres lobos.

Me fascinan los vampiros y los hombres lobos. Me los pondría por todos lados si pudiera.” Glenys Coope.

También se hizo un tatuaje en honor al marido: un corazón a la altura del pecho y dice “Waly, siempre te amaré”.

Ella les aconseja a las mujeres de su edad que si quieren realizarse un tatuaje no les importe lo que digan los demás y no dejen de hacerlo.

Es mi cuerpo, yo hago lo que quiero y ellos deben hacer lo mismo.” Glenys  Coope.

La mujer contesta que honestamente no sabría qué pensaría su marido si la viera en estos momentos, pero ella no está haciéndolo para fastidiarlo. A Coope le gusta hacerse tatuajes por amor al arte en el cuerpo.

Ha gastado aproximadamente 50 mil 996 pesos en su arte corporal, ella asegura que ha valido cada centavo. Los tatuajes se los ha hecho en el estudio local en Derby, Inglaterra, Octopus Tattoo Studio dirigido por el artista Gerry Carnelly.

Para esto ha utilizado el dinero de su pensión y actualmente se encuentra ahorrando para un dibujo de hombre lobo en la espalda. Después de esto planea tomar un breve descanso.

Deja tu comentario

Comments are closed.