4 maneras de que tu hijo aprenda a entrenar a la mascota de tu hogar

0

Cuando se presenta un nuevo perro a la familia, los niños a menudo desean ayudar. La forma más fácil de involucrar a su hijo es incluyéndolo en las responsabilidades diarias de ser dueño de un perro. “Los perros necesitan ser alimentados, arreglados y ejercitados, ¡todas estas son tareas en las que los niños, especialmente los niños de las escuelas primarias, pueden participar!”.

Niño entrenando a su perro en el campo
Niño entrenando a su perro en el campo

Incluso si sus hijos son demasiado pequeños para manejar las principales responsabilidades de la capacitación del perro, aún puede presentarlos de varias maneras al miembro de la familia más nuevo. “Los niños de todas las edades pueden participar en el entrenamiento canino siempre que las tareas sean apropiadas para la edad y exista supervisión adulta”. Pruebe estos cuatro consejos para ayudar a su hijo a ser parte del proceso de entrenamiento del perro.

todas las páginas.

Aprenda las tareas básicas

Toda la responsabilidad del entrenamiento del perro debe permanecer con los adultos, pero esa no es una razón para dejar a su hijo completamente fuera del proceso. Su hijo no tiene que involucrarse en los aspectos complicados del entrenamiento para vincularse con el perro. “Las habilidades básicas como conseguir que un perro se siente, quédese quieto, se acerque a usted y camine con correa son enseñadas fácilmente con la supervisión de un adulto”, Estas tareas simples pueden ayudar a su hijo a sentir que ella es un colaborador importante. Un consejo: use alimentos como incentivo para guiar a su perro en su posición cuando le enseñe a su hijo estas habilidades.

Entrenamientos

“El entrenamiento es una gran manera de construir una relación entre niños y perros”. “Los niños aprenderán a comunicarse claramente con el perro de la familia, y el perro aprenderá a responder a las señales de los niños y no solo de los adultos”. Si su hijo es lo suficientemente mayor, también puede participar en un entrenamiento más avanzado.

También te puede interesar leer  Una joven de 17 años tuvo que dar a luz en la calle porque le negaron la asistencia médica

Participe en el cuidado diario

Una vez que su perro responda bien a los comandos básicos de sentarse y quedarse, involucre a su hijo en el proceso de alimentación. Pídale que le indique al perro que se siente y se quede mientras deja un plato de comida o agua, y luego llame al perro para que vaya. Modele las formas correctas de tratar al perro y explique las reglas de tratamiento antes de que la mascota entre al hogar.

Reacciones

Si hay algún problema, como cuando el perro muerde cuando el niño está dando comida o cuando el niño está ayudando con otras tareas, dígale que no responda con enojo ni lastime al perro. En su lugar, haz que informe el comportamiento del perro de inmediato.

Cuando su hijo interactúa apropiadamente con el perro, refuerce ese comportamiento diciendo, estoy muy orgulloso de ti hijo. Nuestro perro te amará”, aconseja.

Pruebe variaciones de actividades simples

Incluya a su hijo en actividades de vinculaciones divertidas y comunes que sirvan como entrenamiento para su mascota. Un simple juego de escondidas, por ejemplo, puede ayudar a fortalecer el recuerdo de un perro.

 “Ahora otro niño debería esconderse en una habitación diferente y llamar al perro, y así sucesivamente. Una vez que el perro aprende a usar sus sentidos, los niños pueden esconderse en lugares más desafiantes,

Sé parte de las rutinas de ejercicio

Los niños pueden participar en la rutina diaria de ejercicios de un perro para aprender sobre la propiedad responsable y divertida de las mascotas. Deje que su hijo participe cuando lleve al perro a su paseo diario por el vecindario.

También te puede interesar leer  Brutal caso de maltrato animal: la historia del perro que conmueve al mundo

Los padres siempre deben acompañar a un niño y seguir caminando en las calles laterales o en los parques. Evite las calles particularmente transitadas para que siempre esté en un entorno seguro.

Los niños pequeños no tendrán gran resistencia, por lo que probablemente sea una caminata corta de todos modos al principio. Los niños mayores pueden sujetar una correa por sí solos, dependiendo de su tamaño y el tamaño del perro, pero deben existir pautas estrictas”.

Más actividades para compartir con tu familiar perruno

Los perros pueden incluso nadar con los niños en la piscina familiar o en la piscina de un amigo, verifique si un lago local permite perros. “Asegúrese de que su perro y su hijo sepan cómo nadar, y use un chaleco salvavidas canino para el perro y el equipo de seguridad para los niños que no son nadadores “,

Otras rutinas de ejercicios pueden implicar arrojar una pelota o Frisbee. Los niños mayores también pueden trabajar en actividades que estimularán el cuerpo y la mente de un perro.

Se puede construir una pequeña carrera de obstáculos en el patio para que el perro y el niño puedan trabajar con agilidad. Todas estas tareas ayudan de manera sustancial a su mascota y a los miembros de su familia.

Mira cosas divertidas de animales en: https://www.facebook.com/4NIM4L4D4S/

También te puede interesar: https://tudiario.net/algunos-signos-que-demuestran-que-tu-perro-sufre-de-demencia/

Facebook Comments

Share.

About Author