Un cazador lo mató sin querer en los Alpes pero su madre no lo lloró y reveló una historia escalofriante

0

Mark Sutton se había mudado a Francia, donde quiso olvidar su pasado y rehacer su vida. Pero su historia salió a la luz tras su muerte

El ciclista británico Mark Sutton, de 34 años, murió el sábado de manera trágica en los Alpes franceses cuando un cazador de 22 años lo confundió con un animal.

La sorpresa de las autoridades llegó cuando al informarle la terrible noticia a su madre. Esta, lejos de llorarlo lo describió como “un monstruo” y lamentó que “se haya muerto tan rápido, sin sufrir”.

Sutton, a pesar de los tributos de sus amigos ciclistas que lamentaron su muerte, fue descrito como una persona violenta y peligrosa. Incluso una de sus ex novias dijo que está “feliz” con su muerte, según informa Daily Mail.

Otra mujer reveló al diario británico The Sun que fue violada y atacada unas 100 veces por el ciclista. La víctima no dio su nombre por razones legales.

“Cuando escuché que lo habían matado me sentí muy aliviada, era una gran carga que llevaba conmigo. Simplemente me sentí aliviada de que ya no nos haría más daño”, dijo.

“Se merece haber recibido un tiro como un animal, porque era el animal más grande que haya existido. Quiero que la persona que disparó no se sienta culpable porque nos hizo un gran favor”, agregó.

La mujer, invadida por profundo rencor por toda la violencia que padeció, dijo que lamenta que haya muerto de forma rápida, casi fulminante, porque prefería que sufriera.

“Él me pateaba, me ahorcaba, me ponía destornilladores y cuchillos en el cuello y me amenazaba con matarme. También me empujó por las escaleras y me golpeó con la puerta del auto”, dijo.

Sutton se había mudado seis años atrás a Francia donde tenía un restaurante; quería rehacer su vida en otro país, donde nadie lo conociera ni supiera de la oscura sombra que arrastraba en Inglaterra. Se presentaba como un hombre pacífico. Pero su historia era atroz.

El día del trágico accidente, unos 18 cazadores se encontraban en una zona destinada exclusivamente a esa peligrosa actividad. El ciclista pasó por ahí, con una ropa brillante que era fácilmente identificable, según los investigadores, pero que los hombres con sus rifles no lograron distinguir.

Mientras vivía en el Reino Unido, el ciclista atacó a sus víctimas múltiples veces. Su madre, indignada y dolida por el comportamiento de su hijo, escribió en Facebook al enterarse de su muerte: “Ojalá te pudras en el infierno Mark Thomas Sutton”.

“Mi única decepción es que hayas muerto tan rápido. Para cualquier persona que se horroriza leyendo esto, no soy un troll malicioso, soy la mujer que lo parió”, agregó en la red social.

Y siguió: “Este hombre era un monstruo. Una bala le dio a un animal. Apuntaste bien. El karma te llamó”.

Sutton tuvo un largo historial de violencia contra las mujeres que inició a los 11 años cuando intentó apuñalar a una compañera de clase, contó su madre.

Deja tu comentario

Comments are closed.