Presta atención a estas 10 señales, te alertaran que estas tratando con una persona malvada

0

Todo el mundo ha escuchado o ha visto el mal de una forma u otra. Desde los cuentos de hadas que se cuentan a los niños, hasta escuchar hablar sobre alguien que decidió matar a gente inocente.

Tratar con la maldad, no es algo recomendable. Una persona malvada puede ser muy abusiva, y esto puede llevar a muchos tipos de abuso. Por supuesto, si tienes una relación abusiva, lo mejor es dejarla. Y no importa cuánto deseemos ver el bien en todos, hay quienes estarán dispuestos a usar cualquier bien que quede en ellos para un propósito siniestro. Estas personas son verdaderamente malvadas, y esto es algo que disfrutan.

Están listos para caminar sobre cadáveres sin remordimiento, y no escogen favoritos. Si te metes en su camino, prepárate para ser usado, manipulado y tirado como basura sin pensarlo dos veces.

Estas personas muestran un conjunto de rasgos especiales que a muchos les pasan desapercibidos. Están siempre en la búsqueda de la dominación y la conquista. Lo que debes saber de esos “amigos” es que son más una amenaza, que un hombro para llorar. Pero entonces, ¿cómo estar seguro de que una persona vale la pena tenerla cerca? ¿Qué significa ser malvado?

10 signos de que te has topado con una persona malvada en tu vida

Los siguientes son 10 rasgos de una persona malvada que muchas veces los pasamos desapercibidos. Las personas malvadas realmente existen y no tienen ningún reparo en hacer daño con tal de conseguir lo que quieren. Son personas que algunas veces pueden estar conscientes en cierta manera de lo que hacen, pero sus intereses son los que se anteponen ante el bienestar e integridad de los demás que incluso, podrían estar dispuestos a eliminar de su camino si lo necesitan. Toma nota y si estás ante una persona así, aléjate de inmediato si lo que quieres es mantener tu vida a salvo de este tipo de parásitos humanos. Alejarse de ellos es lo mejor que puedes hacer si detectas que alguien así puede estar rondando tu camino.

1.Negar la realidad
La verdad que tú sabes que es como tal no es algo en lo que ellos estarán de acuerdo. Estas personas conocen una verdad diferente, y nunca estarán de acuerdo con la realidad que realmente es. Y esto no es una diferencia de diferencias sutiles – son hechos versus sus ideales e interpretaciones retorcidas.

2.Hechos retorcidos
El secreto de su oficio radica en su capacidad para tergiversar cualquier hecho que encuentren. Es decir, cualquier hecho que no esté de acuerdo con sus objetivos y la realidad manipuladora que intentan imponer. Están listos para sacar las cosas fuera de contexto, pegarlas a otras cosas sacadas fuera de contexto y así hasta que crean hechos “alternativos” que se alinean con su propósito.

3.Retención de información
Si creen que algo pondrá en peligro la identidad que intentan crear, están dispuestos a ocultar cualquier información relevante al respecto. “¡Yo no mentí! No decir nada sobre eso no es mentir“. Por supuesto, mintiendo o no, guardan esta información de los demás y usan su ignorancia de la situación para sus fines. ¿Y si te enteras? No sólo tergiversarán la verdad y le añadirán “sal” a las cosas, sino que incluso te harán sentir culpable de no confiar en ellos.

4.Engañar a la gente
Si lo encuentran apropiado, usarán algo de verdad para tergiversarla de tal manera engañosa que te sentirás asustado, vulnerable, atacado, odiado o incompetente. Saben escoger las palabras correctas para evocar cualquier emoción que intentan crear en ti. Al final, empezarás a creer en la información tal y como la han presentado. Pueden crear enemigos en tu mente usando palabras sencillas; pueden hacerte sentir como si estuvieras haciendo todo mal – las palabras son su arma, y saben cómo manejarlas bien.

5.Mentir constantemente
Su forma de “sinceridad” es envolver sus mentiras en plata. Mentir es su manera de expresarse. No pueden construir un pensamiento en su cabeza sin pensar en cómo algo jugoso también podría ser incluido. Mienten para obtener algo de ello, y mienten por el placer de engañar a los que les rodean. Y cada vez que los atrapas en una mentira, te dirán una docena más para encubrirlo. Ellos ‘sinceramente’ explicarán por qué se vieron forzados a mentir sobre ello, e incluso podrás empezar a sentir lástima por ellos.

6.Remordimiento
Estas personas no sentirán lástima por nadie que hayan destruido, estén destruyendo o planeen destruir. Ven a la gente como peones en su juego, y consideran a las mejores personas como los mejores peones.

Si ellos detectan el bien en ti, usarán ese bien para que trabajes para ellos, y te tratarán como basura en el proceso. No sienten lástima por las buenas personas, y ven una oportunidad en cada debilidad que estas exponen. Es porque simplemente disfrutan del dolor de otras personas y no ven una razón por la cual esas personas no deberían experimentar tal dolor.

7.Evitar la responsabilidad
La gente mala no tiene una brújula moral. Hacen lo que les place y nunca se sentirán responsables del dolor que han causado. Si sienten que algún tipo de culpa les va a afectar, comienzan a redirigirlo incluso antes de que llegue a ellos. Echan la culpa a los demás y no saben el significado de una disculpa. Encuentran que disculparse es una virtud de los débiles, y saben cómo obtener una disculpa de cualquier persona a la que han hecho daño. Al final, te disculpas por sus errores.

8.Son manipuladores
Son maestros de la manipulación. Saben cómo planear diez pasos adelante y siempre saben el propósito de su manipulación.

Si quieren, te harán sentir estúpido, te harán hacer las cosas que no son competentes en hacer, y sabrán quedarse todo el mérito después, dejándote la sensación de que no eras lo suficientemente competente para hacer lo que hiciste (aunque lo hiciste bien).

9.Son amigos cuando les conviene
Si tal persona viene a su ayuda, sepa que lo ha hecho para un propósito que los involucra al final. En otros casos, estarán cerca cuando las cosas vayan bien y desaparecerán cuando las cosas se pongan feas. No debes esperar apoyo de estas personas. Si obtienes apoyo, debes saber que están jugando contigo y que terminarás siendo el peón en su juego bien pensado. Ellos no ven una razón por la que deberían estar ahí para ti si no hay nada en ella para ellos.

10.Son monstruos del control
Los narcisistas son personas arrogantes, cuya arrogancia es resultado del control que tienen sobre los demás.
Se alimentan con su superioridad y disfrutan haciendo que otros se sientan inferiores e insignificantes.
Por último, pero no menos importante, estas personas roban tu precioso tiempo con el fin de lograr una determinada meta. Ellos tratan de arruinar tus posibilidades de mejorar y suelen aislarte de tus amigos y familiares.

Fuente: Mi vida plena / Vida lúcida / Curious mind magazine

Deja tu comentario

Comments are closed.