Le dijo al perro no te muevas y el perro esperó una semana. Lo abandono

0

Los perritos son animales sumamente amorosos que crean un hermoso vínculo con sus dueños. Es por esto que abandonarlos es muy duro para ellos, ya que siempre se quedan esperando a que regresen a buscarlos. Recientemente un hombre abandonó a un perrito de una manera que rompió el corazón de muchos en las redes.

El perro está completamente saludable y tiene un carácter juguetón y obediente

En Rusia un señor llegó con un hermoso pastor alemán, y en un lado del camino le pidió que sentara y que se quedara allí quieto. El perro lo obedeció sin dudarlo, y se quedó allí esperando pacientemente a que su dueño volviera por él. Sin embargo, el hombre nunca volvió. Se estaba aprovechando de la enorme lealtad que el perro le tenía para poder deshacerse de él.

Todo ocurrió en la cercanía de un restaurante y los empleados lo atestiguaron.

La gente del restaurante le dio comida y agua al perrito todos los días, y pronto una mujer llamada Elena Kniazeva supo la triste historia y quiso hacer algo para ayudar al perrito. Lo llamaron Luke, y comenzaron a acercarse a él para ganar su confianza. El perro era muy amoroso pero a pesar de que ya había pasado más de una semana se negaba a moverse para seguir cumpliendo la orden del dueño que lo abandonó.

Las estadísticas de abandono de perros en Rusia son alarmantes. Solo en Moscú se cuentan más de 35.000 perritos en la calle.

Elena se supo ganar el corazón de Luke y con el tiempo lo convenció de irse con ella. Elena lo trasladó a un refugio en donde el simpático perro no tardó en hacer nuevos amigos.

Pese a las altas tasas de abandono, los rusos suelen ofrecer refugio temporal a los perros callejeros en los meses más fríos.

Al comienzo llegó un poco asustado, pero resultó ser un perro sumamente sociable y logró llevarse muy bien con los otros perros. En cuestión de horas se volvió el mejor amigo de Dennis, otro perro que había sido rescatado por Elena.

Dennis había sido encontrado en una construcción con una pata herida mientras lloraba pidiendo ayuda.

La vida de Luke cambió por completo. Después de pasar una semana sin moverse del sitio donde su dueño lo había abandonado, con toda la actividad del refugio parecía un perro nuevo. Pero lo mejor todavía estaba por llegar.

Luke y Dennis tienen cuatro años de edad.

Su historia fue difundida a través de los medios de comunicación, y en cuestión de días encontró a alguien que quería que formara parte de su hogar. Meredith Andrew decidió adoptarlo junto a su querido amigo Dennis, y ahora Cause 4 Paws Toronto se encuentra realizando todos los trámites para que los felices amigos puedan trasladarse a su nuevo hogar en Canadá.

El viaje a Canadá tiene un costo estimado de 2.000 dólares y recientemente han logrado recaudar esa cantidad.

Los días tristes se han terminado para estos dos lindos perritos y ahora podrán tener una familia amorosa que no los abandonará vilmente.

Deja tu comentario

Comments are closed.