El olor de la lavanda es tan eficaz como el Valium

0

Si te gusta el olor de la lavanda y te calma, no son imaginaciones tuyas. Diferentes estudios han descubierto que, en efecto, esta planta tiene una acción relajante que permite combatir el estrés, la ansiedad e incluso el insomnio.

Lavanda para el insomnio

Una de las primeras investigaciones sobre los efectos de la lavanda se realizó en la Universidad de Southampton. En este estudio piloto en el que participaron apenas 10 personas que tenían dificultades para dormir, se apreció que el aroma de la lavanda mejoraba los síntomas del insomnio y aumentaba la calidad del sueño.

Un estudio posterior más amplio, llevado a cabo durante 12 semanas en la Universidad Médica de Taipei, demostró que la inhalación de lavanda ayuda a conciliar el sueño, favoreciendo la activación del sistema parasimpático, que es precisamente el que genera una sensación de tranquilidad y relajación.

Lavanda para la ansiedad

Desde hace varios años los investigadores también están evaluando el uso de la lavanda para la ansiedad. Un estudio desarrollado en Alemania reveló que la ingesta durante 6 semanas de aceite de lavanda a través de comprimidos es tan eficaz como el lorazepam para aliviar los trastornos de ansiedad.

Otros investigadores de la Universidad de Central Lancashire pidieron a un grupo de personas que vieran una película que generaba ansiedad. La mitad de ellas tomó una cápsula de aceite de lavanda y la otra mitad un placebo. En esta ocasión los investigadores controlaron desde el estado de ánimo reportado por las personas hasta su frecuencia cardíaca, respuesta galvánica de la piel y la variación de la frecuencia cardíaca, indicadores fisiológicos de la ansiedad. Comprobaron que en las mujeres, la lavanda reducía efectivamente los signos emocionales y físicos de la ansiedad.

El linalool, un compuesto de la lavanda, actúa a nivel cerebral
Investigadores de la Universidad de Kagoshima, en Japón, descubrieron que la clave radica en el linalool, un compuesto químico que se halla en la lavanda y que es el que genera esa sensación de relajación que experimentamos al olerla.

Estos neurocientíficos comprobaron que en los ratones, el olor de linalool tenía el mismo efecto que el Valium. Este olor incide en las mismas partes del cerebro que el medicamento para la ansiedad, pero no tiene todos los efectos secundarios que acompañan a este. Curiosamente, si el linalool se inyecta directamente en el torrente sanguíneo, sus efectos son diferentes, más similares a los que produce el consumo de alcohol.

Estudios similares han comprobado el efecto de la lavanda a nivel cerebral en personas. Se ha apreciado que esta no solo activa las zonas olfatorias del cerebro sino también aquellas relacionadas con las emociones, mientras mitiga la actividad de la corteza prefrontal. De hecho, la lavanda genera un aumento de las actividades de onda alfa, lo que indica un estado de relajación. También se ha visto que la aromaterapia de lavanda produce patrones de EEG característicos de las personas que se sienten cómodas.

¿Cómo usar la lavanda para la ansiedad y el insomnio?

La lavanda se puede usar de diferentes maneras para aliviar el estrés, la ansiedad y el insomnio:

– Prepara una infusión de lavanda añadiendo entre 1 y 2 cucharadas de flores enteras secas a una taza de agua hirviendo, y déjalas durante unos 10 minutos.

– Añadir el extracto de lavanda o aceite esencial al agua de la bañera, para tomar un baño relajante antes de irte a la cama. Es importante que os fijéis que se trata de aceite esencial de lavanda puro ya que si está mezclado con otros aceites perderá potenciañ

– Encender un difusor de lavanda antes de irte a la cama, de manera que puedas dormir con este olor.

No obstante, es importante que tengas en cuenta que la lavanda también crea un proceso de tolerancia, lo cual significa que si te expones continuamente a su olor o la consumes a diario, necesitarás dosis cada vez mayores para obtener el mismo efecto. Por eso es conveniente recurrir a este remedio natural solo cuando realmente lo necesites.

Obviamente, tampoco se recomienda abandonar el medicamento para la ansiedad por la lavanda, siempre es recomendable consultar al psiquiatra ante cualquier cambio. Si consumes ansiolíticos, incluso deberías comentarle que quieres usar lavanda ya que quizá te rebaje la dosis.

Fuentes:
Bradley, B. F. et. Al. (2009) Effects of orally administered lavender essential oil on responses to anxiety-provoking film clips. Hum Psychopharmacol; 24(4): 319-330.
Lewith, G.T. et. Al. (2005) A single-blinded, randomized pilot study evaluating the aroma of Lavandula augustifolia as a treatment for mild insomnia. J Altern Complement Med; 11(4): 631-637.
Masago, R. et. Al. (2000) Effects of inhalation of essential oils on EEG activity and sensory evaluation. J Physiol Anthropol Appl Human Sci; 19(1): 35-42.
rinconpsicologia

Deja tu comentario

Comments are closed.