¿Cómo está hoy “Dieguito”, el nene de “Regalo del cielo”?

0

Con sólo nueve años, Pedro Aragona fue protagonista de uno de los programas más exitosos de la televisión en los ’90 y cada tarde alcanzaba los 45 puntos de rating. ¿Qué está haciendo hoy, 25 años después?

Pedro Aragona es aún recordado como “Dieguito, el nene de Regalo del cielo”. A 25 años del éxito, Teleshow habló con el actor, hoy retirado de los escenarios. ¿Qué fue de la vida de “el hijo de Pablo Alarcón” en la tira de Canal Nueve?

El tiempo pasó, con 35 años, Pedro ya no es “Dieguito”, pero aún se lo puede reconocer por sus ojos color turquesa. Hace tres años se mudó a General Las Heras, a 77 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Allí vive con su novia a quien conoce desde los 26, no tiene hijos y por el momento, no tiene pensado regresar a la actuación.

Estudió Trabajo Social y actualmente se desempeña como asistente social en la Secretaría de Niñez de Marcos Paz. En diálogo con Teleshow aseguró que su tarea le gusta y lo llena, por lo cual no extraña las tablas.

“Siempre venía cuando era chico -dijo sobre Las Heras-, por eso sabían quién era. A veces le dicen a alguien ‘mirá él es el de Regalo del cielo’, sino no me reconocen, pasó mucho tiempo”.

¿Qué estuvo haciendo durante éstos años? “Después de Regalo, hasta los trece o catorce años hice varios programas, porque era contratado del canal, así que siempre que necesitaban un nene, iba yo”, recordó. En esa época, entre otros ciclos, trabajó en Alta Comedia y en el unitario Marco, el candidato, donde interpretaba a un cuadripléjico: “Estaba bueno, aprendí mucho, era difícil porque a veces me olvidaba que no tenía que mover los brazos”.

Una vez cerrada su etapa en el canal que en aquel entonces era de Alejandro Romay, Pedro realizó participaciones en otros programas, entre ellos Amigovios, hasta que a los dieciocho años salió de la televisión. Sin embargo, siguió ligado a la actuación y junto con su hermano, formó una productora teatral.

“Hicimos teatro infantil, varios años estuvimos con El Mago de Oz, ahora no estoy haciendo nada porque estoy lejos, pero cada tango hago alguna función. Lo hicimos durante ocho años”, recordó y aseguró que nunca le molestó haber salido de la televisión.

Mantenerse en pantalla resultó complicado en un momento de su vida: “Tenés que estar de casting en casting, estar en las productoras y tenía que trabajar, así que me fui alejando. Pasaron muchos años, ahora no pienso en volver a la tele, pero siempre me quedé un poquito con las ganas, porque me gusta”.

Sobre la época en la que protagonizaba la tira en Canal Nueve que hacía 45 o 50 puntos de rating, recordó: “Era muy llamativo cuando me veían, como a cualquier famoso, lo viví como una buena experiencia. Me encantaba ir al canal, grabar, me gustaba la actuación”. Por su edad, combinaba el trabajo con el colegio, pero asegura que no le afectaba: “Tenía amigos como todos los chicos, algunos me podían llegar a cargar por estar en la tele”.

El acompañamiento de su familia fue fundamental para no confundirse en medio de la fama. “Mis padres me hablaron muy claro de cómo era la televisión, del trabajo, que podés hacerlo como no, de a poco fui creciendo y a los 18 se cortó”, cerró “Dieguito”.

Regalo del cielo se emitió en 1991 de lunes a viernes y contaba la historia de Diego, un nene al que se le había muerto el papá (Pablo Alarcón) y que se le presentaba en forma de fantasma. La familia se terminaba de componer por la mamá Ana María (Patricia Palmer) y los hermanos Claudia (Cecilia Dopazo) y Fabián (Emiliano Kaczka).

Algunos Recuerdos

Deja tu comentario

Comments are closed.