Argentinos: 20 razones por las que nos odian en el Exterior

0

Somos los más vivos de todos. Siempre se nos ocurrió el truco para cagar al resto, para no cumplir las reglas.

Nos encanta hablar a los gritos, donde sea: un colectivo, una iglesia, un aeropuerto.

No cuidamos los espacios públicos. ¿Cestos de basura y separar para reciclar? Agradecé que de vez en cuando tiremos un papel cerca de un tacho.

Somos los mejores del mundo, en TODO.

Tenemos las mejores minas y no nos cansamos de repetirlo.

Tenemos la mejor carne, el mejor asado.

Inventamos la birome, ganamos premios Nobel y nos aseguramos de que todos lo sepan.

No somos solo argentinos. Somos también mitad italianos, franceses, ingleses, alemanes y todas ascendencias que nos dan nivel. Hay que aclararlo, no vaya a ser que nos crean “sudacas”.

Maradona, Messi, el “Che” y Gardel son nuestros. Y los conocemos, tenemos una foto con ellos, fueron a nuestro colegio o jugaron en nuestro club.

Cruzamos la calle donde se nos canta. La senda peatonal, los semáforos y otras señales de tránsito son símbolos sin sentido para un argentino, esté en Eslovenia o en Malawi.

No respetamos las colas.

No dejamos propina en ningún lado.

Donde vamos imponemos nuestras formas. El argentino no se adapta a la cultura nueva del país que lo recibe, sino que fuerza su cultura a ese país.

No tenemos paciencia para nada.

Nos quejamos de todo lo malo de Argentina cuando estamos afuera.

Extrañamos todo lo bueno de Argentina cuando estamos afuera.

Criticamos la cultura que nos recibe.

A pesar de las 17 razones anteriores, en general conseguimos los mejores trabajos.

Nos congregamos solo entre argentinos y armamos una micro Argentina donde sea que estemos, para hablar con nostalgia del mate, el dulce de leche y la “cola-less”.

Realmente somos los mejores del mundo, en TODO. Aunque todo indique lo contrario.

Deja tu comentario

Comments are closed.