9 Cosas que no debes poner en tu horno microondas

0

Un microondas es una herramienta de cocina que casi todos los hogares tienen. Sin embargo, no todo el mundo se da cuenta del daño que puede ocasionar colocar ciertos productos en él.

9. Fruta

Ciertas frutas como manzanas o plátanos simplemente perderán un poco de su sabor y textura si las colocas en el microondas. Las uvas, sin embargo, explotarán y las frutas secas como las pasas y las ciruelas ahumarán tu cocina.

8. Envases de cartón

No son para nada convenientes: los contenedores de cartón pueden incendiarse en el microondas. O bien, si usas recipientes con mango de metal, se encenderán y pueden dañar el aparato permanentemente.

7. Papel aluminio

Cualquier metal desintegrará tu microondas. ¡No son aptos bajo ningún concepto! Los delgados, como la lámina, generan aún más peligros que los gruesos: en este último caso, como cuando colocas una sartén con paneles gruesos en el microondas, la comida no se calentará nunca: el metal refleja las microondas y simplemente no llegan a la comida que lo contiene. El metal delgado absorbe las corrientes eléctricas generadas dentro del microondas y se calienta muy rápido, lo que hace que el peligro de incendio sea inminente.

6. Plástico

El 95% de los plásticos calentados liberarán humos químicos muy tóxicos. Si bien algunos de ellos están marcados como “aptos para microondas”, intenta evitar los envases de plástico o los recipientes de poliestireno, ya que estos liberan sustancias químicas nocivas.

5. Huevos

Por si aún no lo sabes, el calentamiento acelerado producirá mucho vapor debajo del cáscara. Dado que no tiene ninguna otra capa de protección, explotará. No necesariamente destruirá tu microondas, pero la limpieza será una molestia. Si estás decidido a hervir los huevos en el microondas, haz un pequeño orificio en la parte superior para que el vapor pueda escapar del huevo.

4. Tazas térmicas

Es cierto que varias tazas de este tipo pueden funcionar en estos aparatos, pero solo aquellas marcadas con la opción “apto para microondas”. En el mejor de los casos, protegerán el contenido del calentamiento, ya que están construidas para evitar el cambio de temperatura. En el peor de los casos, pueden realmente destruir tu microondas, porque la mayoría de estos recipientes tienen un componente de acero inoxidable.

3. Carne congelada

La carne congelada, incluso a una temperatura sugerida para descongelar, se cocinará de manera desigual. El interior se mantendrá congelado mientras que la parte superior parecerá cocida

2. Tazas y platos viejos

Esa porcelana vieja pero que tanto quieres no debe utilizarse en el microondas. De acuerdo con Smithsonian, ciertas tazas y platos fabricados antes de la década de 1960 pueden emitir radiación, además de haber sido esmaltados con plomo y otros metales pesados.

1. Bolsas de papel marrón

Nada se ve tan inofensivo como una bolsa de papel, sin embargo, no solo son perjudiciales sino que pueden emitir humos tóxicos. Bajo intenso calor, se encenderán.

Deja tu comentario

Comments are closed.