La rivalidad histórica entre Nirvana y Guns N’ Roses se rompe por sorpresa en el escenario

0

Dave Grohl canta con Axl Rose tras décadas de mal rollo.
Cómo nos gusta un cotilleo noventero elevado a la categoría de rivalidad eterna. Y si es entre mitos del grunge y del hard rock, ya es droga de la buena.

Se ha escrito mucho sobre el duelo público entre Nirvana y Guns N’ Roses, así que vamos a intentar haceros un resumen. Axl Rose era un fan declarado de la música de Nirvana, hasta el punto de que les rindió un homenaje en el flipante videoclip de Don’t Cry (lleva una gorra de Nirvana cuando está en una especie de consulta del psicólogo). Pero, al parecer, la admiración no era mutua: Kurt Cobain despreció a los Guns durante la promoción de Nevermind: “No somos la típica banda como Guns N’ Roses que no tienen absolutamente nada que decir”. Axl respondió al recadito llamando “yonkis” a Kurt Cobain y a su mujer, Courtney Love. Como era de esperar, esas declaraciones marcaron una ruptura total entre ambos grupos que ha durado hasta hoy.

El inesperado reencuentro se ha producido en Oklahoma, durante la actual gira de Guns N’ Roses. Por sorpresa, Axl Rose llamó al escenario a Dave Grohl, integrante de Nirvana hasta la muerte de Cobain y desde entonces líder de Foo Fighters. “Resulta que estaba por aquí…”, fue la única explicación de Rose. Y así, sin ninguna tensión aparente y con el virtuosismo y la energía propios de estos monstruos de la música, Grohl lo dio todo sobre el escenario junto a sus eternos rivales con uno de los temas más míticos de los Guns, Paradise City.
Vía: Esquire

Deja tu comentario

Comments are closed.