Cinco beneficios para la salud del vino tinto

0

Desde cuidar la próstata a mejorar los procesos cognitivos, conocé las propiedades de esta bebida.

Durante los últimos años, se han descubierto numerosas propiedades de algunos alimentos, que, de consumirse de manera regular, puede ayudar a mejorar distintas funciones del cuerpo humano. Entre ellos, se encuentra el vino tinto, que, de beberse siempre con moderación, puede traer beneficios para la salud de las personas, como mejorar las funciones cognitivas o limpiar el paladar de bacterias.
Beneficios del vino tinto
Combate las grasas: el consumo de esta bebida activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes, según investigaciones el MIT.
Mejoras las funciones cognitivas: para algunos científicos, el consumo moderado de vino tinto mejora el funcionamiento del cerebro. Creen que se debe a que la elevada presencia de antioxidantes en su composición reduce la inflamación.

via GIPHY
Mata bacterias bucales: algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y dolores de garganta, según investigadores italianos.
Ejercicio líquido: una investigación publicada en la revista The FASEB Journal, sugiere que el resveratrol de la uva disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria.
Cuida la próstata: consumir siete vasos de vino tinto semanales después de cumplir los 40 años de edad, reduce en más de la mitad los diagnósticos de cáncer de próstata, asegura un estudio sobre el vino tinto.
¿Te animás a la vinoterapia?
Si pensaste que ibas a descorchar un buen malbec, no se trata de eso. Son tratamientos que utilizan los polifenoles del vino por su actividad antioxidante y ayudan a retardar el envejecimiento cutáneo. Conocé cuáles son sus beneficios.
Desde su descubrimiento, el vino acompaña a la historia de la humanidad y siempre ocupó un espacio privilegiado y común en todas las culturas del mundo. Tal vez por ello, en 1989, no pasó inadvertida una investigación lo relacionaba con la salud. Estudios posteriores comprobaron que el vino contiene sustancias con una gran capacidad antioxidante, conocidas como polifenoles, que serían los responsables de la disminución del riesgo cardíaco. ¿Escuchaste hablar de la paradoja francesa? A pesar de que en Francia la dieta es rica en grasas saturadas, el índice de enfermedades coronarias es 60% menor que en otros países. Esta paradoja se estudió y se arribó a la conclusión de que el consumo de cantidades moderadas de vino tinto disminuye la probabilidad de padecer afecciones cardíacas. Se estableció, entonces, que sus beneficios se deben a la presencia de moléculas antioxidantes. Dado que los procesos de envejecimiento están relacionados con el estrés oxidativo, una vía para detener y mejorar la involución cutánea es el uso de agentes antioxidantes. “Los polifenoles son reconocidos como los compuestos de mayor poder antioxidante, 20 veces más que la vitamina C y 50 veces el poder del de la vitamina E. Por esta razón, el agregado de polifenoles de vino a los productos cosméticos les otorga actividad antioxidante, ayuda a retardar el envejecimiento cutáneo, mejora la elasticidad y suavidad de la piel, aumenta la vitalidad celular y renueva la piel”, explica Paula Schaievitch, licenciada en ciencias químicas, experta y pionera en el tema en el país.El auge de los espacios para relax y rejuvenecimiento en Europa fue contemporáneo al descubrimiento del efecto benéfico de los polifenoles de vino para la piel. En 1999, se creó el primer spa de vinoterapia en Burdeos, Francia. El éxito se expandió luego por París, los Estados Unidos, Taiwán y España, entre otros, hasta llegar a la Argentina, en donde los centros más reconocidos aplican estas terapias mediante el empleo de cremas, geles, óleos, champús, acondicionadores, emulsiones y máscaras, entre otros productos a base de vino. “Los polifenoles presentes en el vino tinto combaten los procesos de involución cutánea, inhiben la generación de radicales libres, mejoran el retorno venoso, estimulan la síntesis de colágeno y elastina, reducen la actividad de la síntesis de melanina”, destaca Schaievitch.

Deja tu comentario

Comments are closed.