¿Qué podría tener de malo escribir “amén” y compartir alguna foto con el fin de apoyar a una buena causa? Eso mismo pensaba yo hasta que un amigo me contó sobre algunas consecuencias de hacerlo.

Si eres usuario de Facebook y alguien que se compadece ante el sufrimiento de los demás, seguro has visto esas publicaciones que dicen cosas como “Sé que no le darás Like porque estoy enfermo” “Sé que no le darás like porque te averguenzas de mí” “Comenta amén para curarme” o cosas similares.

Aparentemente parece que no hay nada de malo, pero aquí te mostraremos lo que hay detrás de estas publicaciones.

No hay vida que pueda salvarse con un “like“ ni enfermedad que se cure comentando ”amén”: Lo único que consigues con esta práctica es llenar los bolsillos de los estafadores.

Los creadores de estas publicaciones acumulan cientos de miles de Likes y seguidores para luego desmontar la página y difundir publicidad maliciosa, virus y estafas. Asimismo, se quedan con tus datos, saben dónde vives, tu fecha de nacimiento y tu correo electrónico, con lo que podrían llegar a tener acceso a tu cuenta.

Entonces, cuando comentas o compartes estas publicaciones, los haces populares. Y cuando esto pasa, el propietario de esa página es el único beneficiado, más no la persona que salía en la foto.

Así que, que no te dé pena “no tener corazón“ por no compartir dichas fotos. Piensa que, en realidad, tu ”like” y tu “amén” solo enriquece a quienes viven para hacer daño. Y si quieres apoyar a la causa, es mejor hacerlo sin la necesidad de compartir esas publicaciones de personas o páginas que no conoces.